Annabeth Berkley
Novedades

Beneficios de leer literatura romántica

Spread the love

Hay muchísimas personas que tienen prejuicios ante las novelas románticas. No las consideran literatura, o las catalogan como cursis, ñoñas o sensibleras.

Estos prejuicios y creencias que tienen al respecto es más que probable que escondan un miedo a reconocer sus propios sentimientos, pero hoy no quiero entrar en esto por no generar polémica (evidentemente a nadie le gusta reconocer un miedo o que alguien se lo haga ver sin haber querido explorarlo).

Hoy, si lees romántica, te voy a dar la razón y me pongo de tu parte. No porque la escriba, que también, sino porque durante más de treinta años he sido y sigo siendo, lectora de literatura romántica. Antes no conocía sus beneficios, pero me gustaba leer con una sonrisa en los labios que nacía de lo más profundo de mi ser.

Ahora conozco sus beneficios y comprendo por qué me hace sentir bien y, evidentemente, voy a seguir leyendo novelas románticas. Porque me gustan y por mi propio beneficio personal.

Te comparto 10 beneficios de leer literatura romántica, por si te reafirma todavía más como lectora de novelas románticas:

  1. Aumenta la serotonina de manera natural. La serotonina, también conocida como la hormona de la felicidad, es un neurotransmisor que regula nuestras emociones, nuestra atención y nuestra memoria, y que nos ayuda a llevar mejor el estrés y el día a día. Cuando lees historias románticas aumenta nuestro estado de bienestar y satisfacción, aunque no pretendas que así sea.
  2. Se generan endorfinas, que son sustancias producidas por nuestro propio cerebro y que nos ayudan, entre otras cosas, a fortalecer el sistema inmunitario. Sí, como lo lees. Tu sistema inmunitario mejora cuando te sientes bien, y si te sientes bien leyendo novelas de amor (como es mi caso), sigue haciéndolo.
  3. Te da esperanza. Te hace ver que las cosas pueden cambiar, que la vida puede dar un giro o un empujón que no tiene por qué ser malo, que todo ocurre para un beneficio mayor y como normalmente acaban bien, te conecta con la confianza en la vida y te recuerda que todo es posible.
  4. Te sientes bien, y con eso consigues atraer a tu vida más causas de satisfacción. Sí, la conocida Ley de la atracción, funciona.
  5. Te sirve de refugio en los momentos tristes o duros. Te ayudan a olvidarte momentáneamente y de una manera sana, de la situación conflictiva por la que estés pasando.
  6. Te ayuda a explorar tus emociones. Si te gusta la novela, o si te caen bien los protagonistas, sientes lo que ellos sienten y a veces encontrarás similitudes en tu vida diaria que te harán descubrir tus verdaderos sentimientos u otra forma de ver las cosas.
  7. Vives otras experiencias si tienes facilidad de empatizar con los protagonistas.
  8. Amplías tu vocabulario. Siempre que lees, leas lo que leas, te culturizas y sobre todo te es más sencillo no cometer faltas de ortografía.
  9. Aprendes cosas que no sabías. A fuerza de leer por ejemplo novelas históricas vas a conocer costumbres, leyendas, curiosidades… que nunca sabes cuándo te van a venir bien, y que van a reforzar tu memoria.
  10. Te sientes parte de un colectivo. Hoy en día hay lecturas conjuntas, grupos de lectoras o seguidoras de una determinada autora… donde puedes participar y sentirte parte de una bonita tribu.

Seguro que puedes aportar algún beneficio más y estaré encantada de que lo añadas en los comentarios.

Y si ahora alguien a tu alrededor duda de que la literatura romántica sea beneficiosa o la siga considerando un género menor, no le hagas caso. Tú, yo, y todos los que hemos leído este artículo sabemos de sus beneficios… sigamos disfrutándolos.

 

5 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *